“Había una vez”… así empiezan la mayoría de las fabulas y cuentos infantiles que conocimos, cuando fuimos adolescentes cambiaron a “En una Galaxia muy lejana” o “Ir a donde nadie ha ido antes”. Ahora es “Ambiente abierto” y “Ambiente cerrado”. Cual cuento es mejor?

Lo que viene abajo es una opinión estrictamente personal, no estoy en la nomina de Google (Bios me oiga) ni tampoco en la de Apple (Bios me oiga), no poseo acciones de ninguna de las dos empresas ni tampoco recibo regalos ni equipos para “probar” que luego me pueda quedar. Los equipos que mencionaré (un iPod Touch 3a Generación, un HTC Inspire 4 y un iPhone 4S) fueron comprados con mi propio dinero.

Bateria:
Sé que la batería para el iPhone siempre fue un problema, incluso cuando recién salió el 4S, la gente se quejaba de que la batería se drenaba rápidamente y hubo un parche para arreglar eso: Ahora la batería dura lo que en términos de smartphones equivaldría a casi una eternidad.
En el HTC la batería me duraba, con uso normal, desde la mañana hasta la tarde, en la noche ya debía de estar conectado a la pared. Aunque el colmo fue un domingo en un Festival lejos de la civilización. El uso fue estar en standby, usar un rato Google Maps para no perdernos en el camino, tomar UNA foto para subirla a Facebook y a las 3 de la tarde el teléfono murió mientras el iPhone de la sra. Veloz nos miraba y se reía de nosotros.
Ganador: iOS.

Flexibilidad:
Aquí Android se lleva de calle todos los premios: Con Android puedes configurar, desconfigurar, subir, bajar, ir y regresar. Cada aplicación tiene su propio set de configuraciones y lo puedes adaptar al uso más conveniente.
En cambio, iOS por su propia naturaleza tipo “No meto al usuario en broncas, todo es fácil” no deja configurar casi nunca mas allá del tamaño de letra, username o password. Aun estoy buscando alguna app que me permita utilizar el api de corta.me para poder enviar URLs pequeños a Twitter o Facebook.
Ganador de todas las canicas: Android

Pantalla:
La pantalla del HTC Inspire es de 4.3 pulgadas y la del iPhones es de 3.5 pulgadas. Si es más grande e impresionante la del HTC, pero al final del dia toma mas bateria iluminar esa pantalla.
Ganador : Si no fuera porque se traga la batería, ganaba el HTC. Aquí gana iPhone.

Ambientes:
Android es un ambiente abierto, cualquiera puede programar apps y publicarlas para venderlas o regalarlas según la conciencia de cada quien. Lo cual es muy bueno: propicia un ambiente de desarrollo sano el cual se logra teniendo acceso a todas las herramientas que Google ofrece. Pero a la larga presenta un problema, y vaya que lo sabré yo. Me explico:
Yo desarrollo Sistemas y/o aplicaciones para ellas, muchas veces en ambiente web. Y no hay nada mas frustrante que darte cuenta de que tu aplicación se ve primorosa en Firefox, más o menos en Chrome y horripilante o de plano ni se ve en Explorer con la versión que gusten y manden. Entonces hay que regresarse y tratar de adaptarla para que se vea lo mejor posible en esas tres plataformas diferentes. Ahora, ni siquiera estoy hablando de funcionalidad, estoy hablando simplemente de la manera en que se “ve”. Imaginen ahora ese problema con una app que desarrollen y quieran que corra y se vea bien en teléfonos Motorola, Samsung, HTC, LG, Google y sus Nexus, Sony. Cada uno con sus diferentes tamaños de pantallas, diferentes procesadores, diferentes tamaños y tipos de memorias y hasta en tabletas. No me sorprende que aparezcan errores de repente y tarden en repararlos debido a que tienen que sacar un parche para teléfonos Motorola, Samsung…. etcétera.
Problemas que tuve en el HTC? Imágenes que bajaba o fotos que tomada de repente desaparecían de la tarjeta. Igual las aplicaciones que bajaba, de repente ya no estaban, aunque aparecieran en la tarjeta, Android no las “veía”.
iOS es un ambiente cerrado, y solamente hay un iPhone 4S. Si algo jala en uno, jala en todos.
Gana: iPhone.

Creo en el principio de que cada quien habla de la feria según como le va en los caballitos. La anterior es mi experiencia y quería compartirla.

Saludos!
E.C.V.